Combustión

Intervención en el medio natural, Luzón, Guadalajara (España)

madera, acero y hormigón

160 x 1200 cm aprox.

Tras el gran incendio que arrasó con miles de hectáreas de la sierra de Guadalajara y provocó la muerte de 11 bomberos, la Fundación Concha Márquez está rindiendo un tributo a los 12 pueblos afectados por la catástrofe, construyendo año tras año un jardín de esculturas en las zonas afectadas. En el 2008 le tocó el turno al pequeño pueblo de Luzón (Guadalajara). Mi proyecto se desarrolló para tal lugar como intervención perdurable en el territorio.

“El monumento conmemora un hecho: ¿el incendio? ¿el desastre? ¿acaso esta concepción estética no hace sino convertir al arte en un arma de difusión ideológica? Acaso el monumento, en su bienintencionada imparcialidad y en su sentido cívico, ¿no reproduce sino viejos y modernos sistemas de jerarquía? El poder del monumento, muchas veces revestido de piel de cordero, cosifica y convierte en bien de consumo al hecho mismo que conmemora”

A partir de un planteamiento conceptual-tautológico, planteo una obra que en sí misma no aporta nada salvo cuando es relacionada con la especificidad histórica del lugar. A través de la idea de monumento, la obra contiene asimismo la potencialidad del fuego. Es una obra combustible.